Se realiza por medio de una cirugía laparoscópica, de mínima invasión (a través de pequeñas incisiones, sin abrir el abdomen) bajo anestesia general. Se utilizan engrapadoras mecánicas y se refuerza con sutura para garantizar un sello adecuado, se separa el estómago para “fabricar” un estomago nuevo, pequeño y alargado y se confecciona una comunicación entre el intestino  y el estómago. El paciente permanece en el hospital por 2 días, en promedio, y por lo general regresa a sus actividades diarias en una semana después de salir de la clínica.

¿Cuánto peso puede perderse?

El Mini-Bypass Gástrico tiene un alto porcentaje de éxito en la pérdida de peso: más del 80% del peso sobrante, en la mayoría de los casos, muchos pacientes logran llegar a su peso ideal cuando siguen el programa adecuadamente. Los resultados de cada procedimiento varían individualmente dependiendo en buena parte que el paciente entienda previamente el proceso y genere adherencia a unos cambios de vida saludable.

¿A quién se le puede realizar?

Personas de 18 a 65 años (con algunas excepciones de edad) con obesidad que no haya respondido al manejo médico juicioso.

  • Personas con Indice de Masa Corporal mayor de 30 kg/m2 con Diabetes, Hipertensión, etc.
  • Personas con complicaciones ocasionadas por la propia obesidad (diabetes, hipertensión, etc.)
  • Personas con balón gástrico fallido, banda gástrica disfuncional ó con Manga Gástrica y con pérdida de peso incompleta.

¿Qué ventajas me ofrece el Mini Bypass Gástrico?

Las ventajas del Mini-Bypass Gástrico son varias: Se realiza por laparoscopia (sin abrir el abdomen), ocasiona una excelente pérdida de peso, provoca sensación de saciedad adecuada, no se requieren ajustes, se disminuye la ansiedad por comer y ocasiona una excelente mejoría metabólica. Tiene una menor posibilidad de provocar Síndrome de Dumping (comparado con el Bypass Gástrico convencional). La mayor ventaja es que existe una gran mejoría e incluso curación de las enfermedades asociadas como Diabetes, Hipertensión, problemas pulmonares cardiacos, etc. En consecuencia mejora la calidad de vida y la autoestima de los pacientes